Apurímac Radio Poder
(6 poemas)

 

 

 

ENCONTRANDO A ENRIQUE DELGADO EN EL GÉNESIS DE LA CUMBIA MIENTRAS OBSERVAS UN CUADRO DE MONET EN UN RESTAURANTE.

De pronto desperté regado en la banca de un parque
              abrazado a tu sombra y de almohada solo poemas
                            de 1970, y un par de Vallejo en el parque Vallejo
esta ciudad siempre fue muy chica para nuestra poesía
por eso tratábamos de ancharla anchando sus mercados
             y sus parques y sus calles adoquinadas
                            y sus combis de la ruta Hunter cercado Hunter.
Conocimos a Juan Ramírez Ruíz en un PDF
y el PDF salió a la calle y se tomó un ron y un café con leche
y danzó una danza tribal bajo nuestra luna a las 2:00 am.
No teníamos luz en los bolsillos
el vacío abrazaba nuestro estómago siempre vacío
               mientras cabalgábamos por las calles del cercado.

No solo de pan vive el hombre, ni solo de versos el poeta
por eso Maiakovski decidió ser hombre y poeta, y conquistar
                 el pan a través de los versos.

Y nos han mirado con desprecio mientras incendiábamos
                los viejos tambores de la poesía
mientras incendiábamos los zapatos gastados de la poesía
envueltos en yerba y humo
en yerba y trapecios amargos de indigeridos prejuicios
porque yo vengo del trapecio andino
     y he arrastrado mis pies hasta esta ciudad
     y he arrastrado mis sueños hasta esta ciudad
     y desgastado mis dedos en esta ciudad.
Como lo hizo la señora Martha Vilca, que es de Moquegua pero
             prepara los mejores chicharrones cusqueños en Arequipa.
Y tú vas rodando por la calle Ayacucho vas rodando por la vida
buscando encontrándote a ti y a mí en un coito explosivo.

Encontrando a Enrique Delgado en el génesis de cumbia
mientras observas un cuadro de Monet en un restaurante
donde vas comiendo y digiriendo un plato de arroz
almorzando frente al hospital Goyeneche, dándole la
             espalda a la tv, porque la calle es un mejor espectáculo
mientras el anciano de a lado sacude sus dedos esperando
             sentado su orden. Como quien espera la muerte.
Comiendo y digiriendo un plato de arroz
y comiendo y digiriendo un plato de melancolía
y de postre la ausencia que nos ahorca
la ausencia que llega con 3 meses de embarazo
la ausencia que deja una huella sobre el colchón
que abandona una camisa planchada, que es una silla sobrando
               a la hora de la cena
la ausencia que envejece y se pudre de madura
la ausencia que te lleva de la mano hasta el jardín de niños
                 y te deja en la puerta del salón
la ausencia que sabe a fosa común, porque
                                            la sangre del pueblo tiene rico perfume
                                                huele a jazmines, violetas    
                                                geranios y margaritas;
                                                a pólvora y dinamita.

Y ahora debemos ir a trabajar
lo bueno del libre mercado,
             es que uno puede escoger a su explotador.

 

 

HACIENDO EL AMOR SOBRE LOS 4332 M.S.N.M.

He conocido Caylloma
piel morena
labios tojos
sueños varios.
Sacrosamente el padre consagra el cuerpo de su
          hijo a través de una señal difusa de tvperú.
En las alturas el pasto se hace carne y la carne un alimento.
Geografía de plumas desafiando el perpetuo invierno.
Estrellas y montañas follando celestialmente
por allá la Cruz del Sur, más allá Calisto convertida
           en la Osa mayor y la Osa menor y las constelaciones
              que emergen de los sexos
para deleite de los cerros y montañas y huallatas.
Hay quienes se quedan anclados a su suelo
echando raíces junto a los Eucaliptos y escuchando
        radio en amplitud modulada
                     (Radio Coracora Parinacochas)
Y mantienen un sueño en cuarenta y se autoexilian
              en su paraíso
creciendo y viviendo vigorosos dentro de los dulces algodones
           de los paces
podrán morir de hambre pero nunca de amargura.

Migrar sueños al hombro de un pequeño pueblo a una
               gran metrópoli no siempre significa felicidad
migrar de un pequeño elíseo a una gran ciudad es como
             jugar a la ruleta rusa
y perder en lo mejor de la vida o ganarle a esa bala que
              te pisa los talones.

Yo de niño bailaba huaynos y marineras y zapateba
           vigoroso el doble taco y el punta taco y
                       el caballito y el cepillado
ahora bailo salvajemente entre tus piernas
            y sigo siendo feliz.

Los hombres en Caylloma viven sobre los 4332 m.s.n.m
y conocen a sus hermanos y se peinan
           dulcemente el corazón sobre los 4332 m.s.n.m.
y también sobre los 4332 m.s.n.m. hacen bravía y
          salvajemente el amor
y siguen siendo felices.

 

 

SEMÁFORO ETERNAMENTE EN DUDA

Los Chasquis unen los cuatro suyos y tú vas caminando
          por el Qapaqñam
vas caminando abriendo estirando tus ramas como
          un bello pisonay, vas caminando como un hilo
             de semen sobre tu vientre (hermoso y delicado
como el extinto pájaro dodo que uso de wallpaper
          en mi monitor)
mientras vas embelleciendo nuestra marginalidad.

Los Chasquis unen los cuatro suyos y tú vas caminando
          por el Qapaqñam,
las combis unen los conos de Lima y tú vas caminando
          por el jirón de la Unión
cultivando deliciosamente versos bajo anuncios comerciales
          que te escoltan hacia la Plaza San Martín.

El semáforo se ha quedado eternamente en duda
         eternamente en ambar
y no es su culpa, aquí nadie sabe a dónde va aunque todos
         saben qué camino tomar,
y tú iluminas con más fuerza que los anuncios comerciales
y haz repartido belleza a estas calles
         aunque éstas ni te hayan mirado.

Estas calles acumulan respiros y sudores por montones
como aquel diccionario amontonado en tomos
        donde encontramos la definición de la palabra Lima:
ciudad donde cualquier provinciano puede triunfar,
        pero cualquier no es igual a todos.

Y ahora duermes silenciosamente en un hostal de Colmena
huyendo evadiendo machetes de programas exactos
        de computadora
de todo el Microsoft Office que no deja para la duda
        nuestra existencia
porque la humanidad que despierta un poema
        no encuentra fórmula
          ni cabe en un recuadro del Excel.

Y somos un milagro matemático bebiéndonos por sorbos
        todo el universo
la probabilidad de existir uno pegado al otro unidos por
        la Av. Javier Prado bebiéndonos por sorbos
             todo el universo en este mate de anís en
                  mi cocina

Y vamos protegiendo con versos el tallo del pisonay
mientras transitamos por el Qapaqñam con la única
        posesión que hemos heredado
la ropa que al hermano mayor ya no le cabe.

 

 

ESQUINA DE LA CALLE PAUCARPATA CON INDEPENDENCIA

I
Mazorca de penas
            como gotas adoloridas
que caen en marzo
            sobre Alto Misti
metes tu mano hasta sus entrañas
y empujas su aire
            obligando un suspiro
lo obligas porque entre estos sillares mal puestos
            no hay lugar para el anhelo
solo un par de gastados sillones
un almanaque colgado de la Virgencita de Chapi
y un viejo silo con años y años
             de mierda acumulada.

En la cuarta cuadra de la calle Mercaderes
él toca el violín
para expiación de compradores
y orgasmo de otros limosneros.

II
En la esquina de la calle Paucarpata con Independencia

un hombre en silla de ruedas vendiendo caramelos
se acerca y me dice:
    Cómpreme por favor lleve algo para su familia
    cómpreme por favor que en mi pecho nunca coseché libertad
    cómpreme un par de caramelos que la lástima me rebalsa
            y ni mi mujer quiere acostarse conmigo
    cómpreme hermano que en este país no todos nacemos
           con un pan o lo que sea que se pueda comer bajo el brazo
y treinta millones de almas sostienen
           a un puñado de pendejos
y que bueno fuera tener una escuela en cada esquina
           pero no hermano NO!
aquí las esquinas están ocupadas por nuestras hijas
           madres esposas y hermanas
y que yo coma un menú completo
           sopa segundo y postre
es un pecado mortal para el cardenal.

    Cómpreme por favor aunque sea un cigarro
que uno no puede ir cambiando piernas
         como de fachada cambia el poder
y hay un libro empolvado de Mariátegui
         en la biblioteca de la buena intención.

    Cómpreme hermano algo
un chocolate, un empleo, un poco de dignidad
una buena educación en Puno
           y agua potable en Huancavelica
    Cómpreme hermano por favor un nuevo país
           que no aguanto una noche más de indolencia
y tengo bajo la almohada
             una bala coqueteándome
durante los últimos cuchucientos años
y esta noche haremos el amor.

 

 

TEORÍA DEL DESEQUILIBRIO GENERAL

En la recta A
una niña existe y navega entre algodones de inocencia
ignorando los prejuicios que rigen al Perú
más allá del color de la piel y/o el peso en el bolsillo
la niña siente el palpitar dulce de un corazón y lo celebra

bailando  emocionada el orgullo Shipibo.

La intersección de la recta A con la injusticia es menor y
se ubica en el punto W, la intersección
con el Perú se da en el punto X.

Su gozo puede ser equivalente a Q1.

En la recta B la discriminación se ha incrementado
la misma niña a experimentado el desprecio que sienten
             algunas personas hacia el color de su piel y su cultura
carraspea y tose brutalmente
entre torrentes de huaycos que arrasan con su mundo.

La injusticia ha aumentado mientras que el Perú se ha reducido
Su gozo (si es que aún es), ha disminuido a Q2,
             que va del punto Y al punto Z.

La niña luego de experimentar esto
estalló en mil pedazos porque no soportó el juzgamiento al
             color de su piel.

Incestuoso velatorio en el paréntesis del tiempo
la soledad de vivir únicamente rodeado de insultos
             y una mosca volando sobre tu cabeza
lecho nupcial heredado en una oscuridad eterna
la lástima de las cucufatas y el sonido flatulento
            que todos negaremos oír pero cuyo olor
                       resistiremos en silencio
anatomía agrietada perfecta señalada de imperfecta
            por un dedo que pertenece a 30 millones de manos.

La misma niña luego de estallar
montada en un membrillo podrido
repartió sus pedazos por todo el país.

Nota: Al nacer todos nos ubicamos en la recta A.
La zona sombreada equivale al cielo del Perú,
            que quiere mostrarse altivo y despejado y
                      y quiere ser un bólido de vida para todos.

 

 

BREVE ESTUDIO SOBRE ECONOMÍA Y POESÍA.

Se necesita la quinta pata del gato
y sobre el gato el sótano de la ciudad
dentro del sótano hermanos abrazados
            como campos de maíz
sin patria y con los zapatos gastados
todo el universo cabe en el comedor popular
            de las monjitas de la divina providencia.
Un hombre mira al techo
angustiado cierra los ojos
            y dice: ”Chesumare que voy a hacer mañana”
así día tras día
hasta convertirse en árbol y arrugarse.
Se necesita la quinta pata del gato
y cuestionar lo incuestionable
Adan Smith nos habla de una mano invisible que
            regula el mercado
pero la única mano que aquí hay
es una mano negra que lo corrompe todo
negra y gorda y con cremita humectante
            bañada en colonia y de rasgos ajenos
            que lo corrompe todo.

Salto de un arbusto y estiro mi mano
            para parar una combi
subo y todos me miran con desconfianza
aseguran sus carteras y agarran fuerte el celular
solo una niña me mira fijo
            le digo hola y ella responde.
Pienso en Antonio Machado
el viejo poeta campeón de canicas
diciéndome en ese instante que
el hombre es una degeneración del niño
porque efectivamente
            el hombre es una degeneración del niño.

La economía es poesía
cuando satisface las necesidades del alma
           con los recursos que le pescamos al mundo
y la poesía es economía
cuando aporta a la transformación de estructuras
           de opresión.
Yo pago mi pasaje de combi
con 75 céntimos y 45 minutos de mi vida
de ese mismo modo
lo más valioso que hay en el banco de la nación
           no es el dinero si no el tiempo que las personas
             perdemos haciendo las colas.
En un universo paralelo
los economistas son taxistas
que le hacen ahorrar tiempo a las personas.

Yo coloco tu nombre
en el plano cartesiano
en una ecuación de regresión econométrica
en los logaritmos del origen del universo
en los quipus los Incas ya escribían tu nombre
en el plano cartesiano te hago el amor
la teoría de la perfección de los cuerpos
             esféricos de Descartes
se posa en cada esquina de tu cuerpo
             y construye las bases de la geometría.
La geometría es ingeniería la ingeniería es construcción
construcción es Machupicchu
y Machupicchu es poesía.
En la isla de Taquile
los hombres viven abrazados como cañas
            de zampoña:
cada uno es un sonido distinto
pero juntos son una hermosa melodía
del Ayllu al cooperativismo barrial o viceversa.
Latinoamérica se parte en dos
si la economía nos divide
la poesía nos debe unir
¿lo hará?

 


Álvaro Cortés Montufar (Apurimac, 1986) Licenciado en Turismo por la Universidad Inca Garcilaso de la Vega y egresado de la especialidad de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Católica de Santa María. Miembro fundador de la Asociación Cultural La Chimba. Codirector de la Editorial La Chimba. Militó en la UNEC, donde realizó estudios de Teología de la Liberación y se desempeñó como dirigente nacional. Investigador social en la Universidad Católica de Santa María siendo coautor del libro: Una propuesta joven para el desarrollo (UCSM, 2012). Ha publicado recientemente el libro Apurímac Radio Poder (La Chimba, 2017).