Inicio Poesía Poesía joven para leer mientras viajas en un bus

Poesía joven para leer mientras viajas en un bus

por Verboser

Quisimos hacer una pequeña muestra de las mejores publicaciones de poetas jóvenes contemporáneos en lo que va del año; un acercamiento al panorama de nuestra poesía local, en un escenario que crece aún y que tiene un desarrollo muy conjunto entre toda una gama de autores que apuntan a establecer nuevos estilos y formas de expresión. La siguiente lista es un resumen parcial de un movimiento vivo que nos deja obras que seguramente tendrán una larga vida en los años posteriores—

 

BALBUCCEOS DE UN PEQUEÑO DIOS
July Solís (Lima, 1988)

Estudió literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. En el 2014, obtuvo mención honrosa en el Premio Nacional de Poesía Javier Heraud. En 2015 publicó su primer libro de poemas Leche derramada (Paracaídas editores). «Balbuceos de un pequeño Dios» es su segundo poemario.

OFICIO

Cojo un papel
y empiezo a rebanar la carne
soy yo quien bifurca los dedos
escogiendo gramo a gramo
una célula madre    una célula hija
arteria henchida para un solo golpe
¡Saz!
Desenvainar el cuerpo / filetearlo
quitarnos las plumas que de nada nos sirven
más que para limpiar las blancas baldosas
en la espera del buen precio
Y todavía pienso en mi entrepierna
o menudencias donde cercenar (me)
Es necesario
que todo salga de las tripas
ya que este oficio demanda
mucha sangre
sí, mucha sangre
pero no desesperes
soy yo quien bifurca los dedos
y rebana la carne

Mañana
¿quién llenará esta hambrienta hoja?

 

MATACABALLOS
Ana Carolina Quiñones (Lima, 1988)

Máster en Estudios de Cine y Audiovisual Contemporáneo por la Universidad Pompeu Fabra (España). Licenciada en Comunicación por la Universidad de Lima (Perú). En 2010, publicó el poemario “Cuentos tristes que esperan las chicas antes de salir a bailar” con la editorial peruana Estruendomudo. En 2012, publicó con la editorial argentina Vox el libro “Vacaciones de Invierno”, ganador del premio Luces de “El Comercio” en la categoría “mejor libro de poesía”. Su última publicación: ‘Matacaballos’ es uno de los libros más ambiciosos entre la poesía peruana contemporánea.

MATACABALLOS

Para él entrenar caballos
no involucraba política
ni preguntas sobre la familia
respuestas sobre el fútbol
negocios prometedores
brindis
reuniones
palabra que camuflan
malas decisiones
falta de compromiso.
«Un caballo no puede esconder su carácter
decir que es un velocista
cuando es un fondero»
Todos duermen
pero Erasmo trabaja
siempre con la pista oscura
solo en el silencio
se puede clasificar un galope.
«Cada uno merece una rutina
incomplaciente».
Erasmo no quería que lo amen
ni que le teman
quería que lorespeten.
No los reventaba
les exigía trabajar los músculos
para extraer la nobleza.
Había querido ser jinete
pero un estirón
le cortó las alas
y lo encerró en las caballerizas.
Los buenos conservadores
no comprendían eso
y que nunca quisiera salir en las fotos.
Matacaballos
lo llamaban.
Intentaron mancharlo
pero los caballos
no entendían de reputación
y atropellaban
en la última curva.
Cómo podrían comprenderlo
ellos iban a al hipódromo
pero Erasmo vivía allí.

 

MATRIOSKA
Valeria Roman (Arequipa, 1999)

Estudia Filosofía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Integrante del Grupo Pólemos – Investigaciones en Teoría Crítica. En 2016, publicó ‘Feelback’ (Sub25), su primer poemario. En el 2017, obtuvo el Premio Nacional de Poesía José Watanabe Varas 2017, con ‘Matrioska’. El libro aborda la relación compleja entre madre e hija.

Simbiosis – 1.

Ser hija única y luego
no serlo

ser hija de un marino
y luego de un jubilado

menstruar a los nueve años
y no entenderlo hasta los once

odiar el tamaño de tus senos
y luego ya no

odiar a tu madre y luego
amar a un marino que ama
el tamaño de tus senos

pensar que tu madre
también amó a un marino
y luego no amarlo

pensar que muy en el fondo
tu madre tenía razón
en todo
antes de terminar secundaria

eso es signo de precocidad

 

AMSTERDAM
Gustavo Lobatón (Lima, 1997)

Estudia Lingüística en la PUCP.  En 2015 ganó los Juegos Florales PUCP con el libro «el Yo y mi otro».  Fue editor de la revista Extramuros, del medio local.  Actualmente es parte del colectivo Poesía Sub 25.  «Amsterdam» es su primera publiación, obra con la que obtuvo el segundo lugar en los Juegos Florales PUCP 2017.

12 Y ½ EN PANDO LAS PALOMAS DEVORARON TODO A SU VUELO Y YO AÚN NO ENCUENTRO ESA CANCIÓN EN EL SETLIST
 
imagina una chica que te habla de la nada. Imagina a una chica que se acerca y te habla de pronto y escupe en tu cabeza papelitos de colores que no ves desde los 6 años. imagina una puerta que se abre y entra una chica que se acerca y te habla de pronto escupiendo los papelitos tan hermosamente que derramas la gaseosa sobre sus pies sin notarlo.
imagina la ventana cerrada en la noche y el sueño arropando los años glaciales que han pasado en las últimas 24 horas, que luego no habrá tiempo de decir qué está bien y qué no sin matar un animal de la calle que podría ser tu tío                   tu hermano              tu libro más obsoleto al fondo de la biblioteca que costó tu sueldo de dos meses.
imagina un cuadrado negro interminable a dos metros de tus pies. son los restos de aquello dijiste era importante y al día siguiente ya lo habías olvidado:
        el estructuralismo                       el amor según tus 20 tías
 pagar la luz                        sus ojos
                                                                           por ejemplo.
 
imagina las veces que el paso se hizo estrecho como las cosas que dices. imagina las veces que dijiste te amo tanto a los perros y al gato que viste en el techo vecino.
imagina la fresa húmeda que tocaste
 esa primera vez las cosas más bellas fueron un cúmulo de botellas rompiéndose en algún lugar de sudamérica o áfrica o méxico o la cuadra de tu casa o la de su casa o la de la casa de los enfermos lonely hearts que deambulan en tu ciudad latinosicóticopatriarcoamericana.
imagina esa fresa
guárdala en tu vientre o debajo de tu cama o dentro de la cavidad que une tus piernas vidriosas.
 
imagina las pantallas del times square cayendo sobre las agujas de tu espalda. ahora alégrate de poder ver la caída del dólar y la crisis energética pasar por tu ventana mientras cocinas mazamorra. imagina que al fin encontraste a aquel que te ama
ahora poco importan los días que te trajeron porque solo hay un futuro y debería ser perfecto aunque realmente no te importe.
 
imagina que se te acerca una chica y te habla de la nada saltando en una pierna:          es una mariposa.
 
imagina que una chica te habla en latín con un acento maravilloso que derramas tus secretos sobre la polisemia de sus dedos sin darte cuenta. imagina que una chica te habla en latín y aun así sabes lo que dice y dice que te ama y dice que no importa porque te dejará con la corbata desarreglada y el paraguas roto tres meses después.
imagina que una chica te habla de la nada por 80 años todos los días y de repente las ventanas se abren y descubres que la pieza que unía amor y humanidad se ha perdido en el barrio financiero
 
los bolsillo de los banqueros que desfilan frente a tu habitación.
imagina que es imposible imaginar.
ser joven es vivir un gran fracaso. es el cuadrado azul borrándose antes de verlo completado. si quiere uno espera un año
                                                           cinco
mil la maldita espera y en el extremo encuentra una aldaba encantada que no dice sino esconde la música que se evitó tocar durante la profanación de los cadáveres. ser joven es ver el cadáver borrándose y no reconocerse en el concepto.
imagina que no imaginas lo que ibas a imaginar.
 
imagina que te habla
                        una chica
                                     de la nada
                                                en latín
 y te das cuenta         de repente
                                                     que ha callado y hay silencio
 y te das cuenta         de repente
                                                                  que dice que te ama
 y te das cuenta         de repente
                                                     que el espejo se ha roto y ya no hay
                                                                                      nada que imagina.

 

TARTAMUDO
José María Salazar (Lima, 1994).
Estudia Literatura Hispana en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Estudió Literatura General y Comparada dos años en la Universidad Complutense de Madrid, donde ganó el premio de cuento Julio Cortázar 2014. Asimismo, ha sido mención honrosa en la categoría cuento de los Juegos Florales 2017 de la PUCP. Conduce y coproduce el programa digital Somos libros, seámoslo siempre del canal digital CNV. Es parte del equipo editorial de la revista de literatura Verboser.
‘Tartamudo’ su primera publicación resalta por su propuesta novedosa empleando un lenguaje espontáneo y muchas veces lúdico, a través del cual recrea universos a partir de referencias a la cultura popular y su relación con los medios masivos de comunicación.

Escribo para no tartamudear

Me cuesta decirte cosas como
podría ver de noche si me cogieras de la mano como un tubérculo exótico que cura el cáncer de lengua

por eso te escribo
s i l e n c i o s (para que te quedes a cenar conmigo)

quiero penetrar la Costa Verde a tu lado en busca de algún bocadillo
que me haga vomitarte palabras que no puedo terminar de decir

me gustaría que viviéramos en un mundo mudo
comer de noche en noche/ transcribir nuestras aventuras en señas
como el pianista que quiere imitar el balé

sé que hay una música para mí y me gustaría poder compartirla contigo
pero mi oído también tartamudea
y mi ritmo se pierde cuando tú te vas y me dejas pidiendo un bus de vuelta a la realidad

a este país a este momento sociohistórico donde solo me queda sangrar palabras
como síntomas de un silencio (agudo)

quiero comer la luna con palillos chinos/pero solo puedo escribirte
no te necesito para conocer el mundo entero
escribírtelo así deuntirón

 

AMPLITUD DEL MITO
Maria Belen Milla (Lima, 1991)

Estudió Literatura Hispánica en la PUCP.  Es autora de los poemarios Archipiélago (Celacanto, 2016) y Amplitud del mito (Alastor, 2018). En el 2017 fue mención honrosa del Premio Poeta Joven del Perú de la Fundación Marco Antonio Corcuera.

Devenir del río

Tú milagroso
y cierto como el día
de tu cabeza amarilla se arrojan los patios
las sábanas los cipreses mojados cada uno de nuestros perros
la música sin nombre que habla del sol de los carros
que existen en la primavera como llamativas
cajas de fierro y estrellas
y luego me arrojo yo
porque todo el mundo sabe
que la cima es un lugar perfecto
y nada habita en lo perfecto nada
pero apenas desaparece tu cabeza amarilla
ya creces como cíclope o talismán
y provocas el movimiento de los animales
del río que rota con tu pulso
tú como el único planeta huerfano y visible
mi obelisco mi barca
inclinado anunciando vuelo
llevándome como un insecto lleva su alimento
y quizá yo sea ruta sea campanario
sístoles doradas que escapan de mí
como caballos y palabras
o este poema que no entiendes
pero que es bello
te juro
es bello.

ARTÍCULOS RELACIONADOS